Blockchain y Bitcoin, la revolución de la tecnología segura

Compártelo con otros

Una nueva revolución se está desarrollando ante nuestros ojos en el mundo de la tecnología. Lo que hasta hace poco era un asunto exclusivo de los bancos centrales ahora es un fenómeno global: las criptomonedas. 

 

La pionera en el campo fue el bitcoin, que nació en 2009 y de cuyo creador solo se conoce  el nombre: Satoshi Nakamoto. Su base tecnológica es la blockchain o cadena de bloques: una estructura de información que permite descentralizar los datos y aumentar la privacidad entre usuarios de una manera completamente segura. Es como un libro contable donde solo los participantes (que puede ser cualquier persona) cotejan las transacciones.

 

Esta nueva tecnología tiene un enorme campo de aplicaciones y la que más destaca hasta el momento es el de las criptomonedas, que no es otra cosa que dinero digital. Con estas divisas se puede comprar y vender cosas en casi todas partes del mundo, aunque su uso todavía no es masivo como para sustituir a las monedas emitidas por los países.

 

El bitcoin es el centro del mundo de las criptomonedas (abarca 66% del mercado). Registró un boom en 2017 cuando su precio llegó a 21.000 dólares y aunque desde entonces ha descendido (a mitad de noviembre de 2019 se ubicaba en 8.635 dólares) sigue siendo un activo de inversión que mueve unos $19.000 millones diarios.

 

Actualmente existen unos 20.800 mercados virtuales (criptoexchange) y casi 6.000 cajeros automáticos, en los que se puede adquirir esta moneda digital, así como cambiarla por dinero común u otras criptomonedas. También existen tiendas, entre ellas grandes empresas como Starbucks, que aceptan pagos con la criptomoneda.

 

Una de las características de las criptomonedas es que su emisión es limitada y la cantidad se establece desde su lanzamiento, un evento público llamado ICO, Inicial Coin Offer, en inglés, es decir, una oferta inicial de moneda.

 

Además del bitcoin existen otras 4.797 criptomonedas, todas en circulación con valores cercanos a cero hasta los miles de dólares.

 

El mismo bitcoin tiene sus defensores y sus detractores. Unos lo ven como una amenaza debido a que las transacciones son anónimas y así se presta para el delito, especialmente en la dark web, mientras otros la exaltan como una herramienta para que las finanzas globales dejen de depender de los grandes centros de poder.

 

 “Pienso en el bitcoin como un fenómeno social notable”, dijo el Nobel de Economía Robert Schiller en una entrevista de Bloomberg Television. “Es una epidemia de entusiasmo … es una burbuja especulativa. Eso no significa que irá a cero. Las burbujas especulativas se repiten”.

 

Una opinión contraria es la de Benoit Coeure, miembro del Banco Central Europeo, quien asegura que el mundo necesita “mejores pagos transfronterizos … porque es bueno para el desarrollo, es bueno para la inclusión financiera (…) “entonces, el bitcoin puede ayudarnos  al obligarnos a actualizar nuestros sistemas. Esa es una lección positiva “.

¿Quieres publicar tus propios proyectos?. ¡Pues que esperas!

Suscríbete

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!

Escrito por 

Founder of ZoeGeop Technologies. Apasionado por la tecnología, emprendedor, investigador y player innato. Creyente de la posibilidad que todos tenemos para lograr lo que nos propongamos con una pizca de enfoque y disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *