El boom de los youtubers, del anonimato a la viralidad

Compártelo con otros
5
(1)

Salir en televisión era el sueño de mucha gente hace un par de décadas. Aunque fuera una breve aparición en un programa de concursos o de público en algún show musical, eso le otorgaba sus 15 minutos de fama a cualquiera. Una mezcla de dispositivos, ancho de banda y  plataformas hizo que esto dejara de ser una fantasía para millones de personas.

 

Conocidos como youtubers, la mayoría de ellos son personas comunes y corrientes que publican videos en YouTube (u otras plataformas de video) sobre una enorme variedad de temáticas y captan la atención de millones de usuarios.

 

A diferencia de lo que ocurría hasta hace unos 10 o 15 años atrás, estas personas no necesariamente requieren equipos costosos para grabar y transmitir sus mensajes, sino una sencilla cámara o teléfono inteligente y una conexión estable a internet (ambas cosas disponibles en prácticamente cualquier país del mundo).

 

Pero no es solo cuestión de ser popular, sino que estos disruptores de la comunicación de masas obtienen ingresos bien por la vía de las mismas plataformas de video o por ser la imagen de productos o empresas, en un rol conocido como influencer.

 

Uno de los youtuber más populares en idioma castellano es El Rubius, un gamer español que habla de varios temas. Cuenta con 36,1 millones de suscriptores en YouTube, lo que según el sitio Social Blade, le puede generar ingresos por hasta 3,6 millones de dólares al año.

 

En América Latina el más seguido es Fernadfloo, un salvadoreño de 25 años, cuyos videos son vistos por 34,1 millones de suscriptores. También es un gamer que además publica en Twich y usa su canal de YouTube para hablar de cualquier tema. Esta actividad le produce ingresos potenciales de unos 3,9 millones de dólares al año.

 

Pero el ritmo de actividad de youtubers como estos es frenético, viven dedicados a ello y se apoyan en programas de edición y adquieren equipos casi profesionales. Eso sí, no tienen detrás a una empresa o  corporación que los financie, viven de las visitas de sus seguidores.

 

Por otro lado, existen otro tipo de youtubers con menos seguidores, claro está, pero que son la clave de eso que se da en llamar la democratización del conocimiento. Se trata de los creadores de tutoriales (como el canal de ZoeGeop). Este grupo va desde expertos profesionales hasta amas de casa u obreros que explican desde cómo hacer algún cálculo matemático hasta cómo sacar las manchas de chocolate de la ropa.

 

Hoy YouTube es, técnicamente, el segundo motor de búsqueda más grande del mundo, con 2.000 millones de usuarios activos al mes. La empresa, propiedad de Alphabet (la casa matriz de Google) concentra la mayor parte del consumo de video de la web.

 

La masificación del internet de alta velocidad,así como de los dispositivos móviles, han provocado este boom del video en la red, lo que ha dado espacio para que tanto empresas (como YouTube) y los usuarios, se beneficien de los ingresos publicitarios, mientras el entretenimiento y conocimiento se sigue expandiendo de forma no convencional, ganándole cada vez más espacio a medios como la televisión.

¿Quieres publicar tus propios proyectos?. ¡Pues que esperas!

Suscríbete

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!

¿Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación?

Escrito por 

Co-Founder of ZoeGeop Technologies. Me encanta conocer el mundo, sus diversas culturas y sus diferentes perspectivas de ver la vida. Soy diseñadora de personajes 3D. Fanática de los videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *